8.2.18


El Consejo Revolucionario del Poder Popular, espacio de unidad, trabajo y lucha de las organizaciones populares, ante la actual circunstancia que atraviesa el así llamado "problema venezolano" fijamos postura:

Entendemos que el propósito central de la gira política del secretario de estado de EEUU Rex Tillerson a los estados/nación del grupo de Lima ha sido el de ejercer una gran presión internacional y dinamitar cualquier posibilidad de acuerdo de convivencia pacífica y democrática entre las partes del conflicto político venezolano. 

Esto presenta, Un nuevo cuadro táctico, cuyo ordenamiento requiere de nuevas orientaciones directas y precisas a los gobiernos lacayos del grupo de Lima, la finalidad de este viraje, como lo ha expresado el vocero del imperialismo es "la salida rápida del gobierno bolivariano", lo que echa por tierra, la forma de lucha electoral, los acuerdos políticos para el reconocimiento y convivencia con el contrario, y deja entrever un nuevo período de conflictividad en la región, de profundización de la agresión financiera y comercial a la Republica Bolivariana de Venezuela, de sanciones económicas, de presiones para contrarrestar y destruir las cadenas de suministro con Rusia, perseguir y obstruir el lanzamiento del Petro y avanzar hacia un ataque político coordinado por el grupo de Lima, todas ellas, constituyen agresiones externas que buscan precisamente una brecha, un eslabón débil en la defensa bolivariana por la que puedan pasar e imponerse, derrocar al gobierno bolivariano e iniciar un proceso de represión ampliado al movimiento popular revolucionario y poner mano sobre recursos laborales, naturales, minerales y energéticos.

 La actitud rastrera asumida por los voceros de la MUD en Republica Dominicana ante estas presiones imperialistas deja muy claro una vez más, la incapacidad de las derechas de Latinoamérica de tener una agenda propia diferente a las tendencias a la recolonización del continente por parte de las transnacionales y su estado imperialistas. Hoy la derecha no puede ser concebida sino como agentes de la recolonización, como motorizadora de los intereses de Estados Unidos en la región,  que nadie se confunda. 

Ante tal cuadro, todo un país que ha recibido los efectos de la crisis de los ingresos petroleros y posteriormente del asedio financiero y comercial, este pueblo que ha recibido el efecto de las sanciones y los sabotajes a la economía, y que en consecuencia atravesamos por una dura situación social, económica, alimenticia y de salud. Este país, este pueblo, no sucumbirá ante estas presiones, ni encontrarán los imperialistas en el pueblo trabajador venezolano el eslabón débil para fracturar la unidad nacional y lograr imponerse, No pasarán!

 Por el contrario, toda esta capacidad de resistencia popular que hemos demostrado en estos tiempos se irá convirtiendo en un contraataque revolucionario que derrotará el injerencismo imperialista tanto coyuntural como estructuralmente, es decir, nos proponemos a seguir la ruta electoral vencedora, ahora propuesta para el 22 de Abril, para reelegir como presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela a Nicolás Maduro, y allí obtendremos una importante victoria coyuntural, pero además agregamos, que esta experiencia de resistencia, se irá convirtiendo también en un contraataque popular estructural que incidirá en una rápida desconexión de nuestras fuerzas productivas atadas en relación de dependencia a la cadena imperialista y un reencadenamiento desde las potencialidades del pueblo trabajador, su ingenio e innovación y las extensas riquezas naturales que conectaremos a las necesidades de nuestro país y de la patria grande. De la resistencia al contraataque popular, nos convertiremos en un ejército popular de millones de milicianos y milicianas, ubicados y adiestrados para derrotar cualquier acción militar contrarrevolucionaria.

Por lo cual, nos disponemos a organizar un comando de Campaña, Productivo y de Batalla integrado por la unidad obrero, campesina y comunal para vencer en la coyuntura organizando las fuerzas para la victoria estructural.

Carabobo, 08 de febrero de 2018.

0 comentarios:

Publicar un comentario